lunes, 30 de julio de 2012

HARTAZGO VITAL


Aún a riesgo de resultar oportunista les diré que no me gusta el fútbol en los Juegos Olímpicos. No me parece que deba ser un deporte olímpico. Así lo digo, alto y claro. Lo barruntaba desde hacía tiempo pero anoche me convencí a mí mismo por completo.

No por la derrota de España contra Honduras que, junto con la derrota del pasado jueves contra Japón también por 1-0, nos ha dejado sin opciones de pasar la primera fase y con el marrón de jugar un partido intrascendente contra Marruecos, la otra selección del grupo ya sin opciones en el torneo.

No es por eso, se lo aseguro. Es más una cuestión de falta de identificación personal con un deporte que promueve el engaño, el simulacro y las malas artes para aprovecharse del rival y, con un poco de suerte, dejarle en inferioridad. Que fomenta el todo vale con tal de ganar. Que es propio de la cultura del pillaje y de la falta de respeto a las reglas que, según parece, están hechas para romperlas y aprovecharse de sus lagunas.

No, no y no. No me creo el fútbol en los Juegos Olímpicos, oigan. Y empiezo a pensar que no me creo el fútbol en general. No estoy de acuerdo con su política y con lo que inculca en la gente. No me parece propio de un evento como los Juegos Olímpicos que supuestamente fomenta la amistad y fraternidad entre deportistas y pueblos, el fair play. Aunque eso también es relativo y daría para hablar largo y tendido y "a calzón quitado" como dice un amigo... 

Coincido con Javier Gómez Noya, nuestro triatleta, que hoy, en un tuit mañanero que suscribo y por supuesto he retwiteado, ha dicho: "No creo q el fútbol deba ser olímpico: no compiten los mejores y ese rollo de tratar de engañar al árbitro, tirarse, protestar...No en JJOO". Joder, la misma frase que solté yo anoche varias veces viendo los últimos quince minutos del partido. Créanme, tengo testigos y algunos de los habituales del foro saben quienes son.

Reconozco que no estaba viendo el partido puesto que ya venía un tanto hastiado de tanto fútbol últimamente y que si lo puse fue porque, trasteando por internet, vi que íbamos perdiendo y que quedaba apenas media hora para el final. Puse la tele pensando que iba a ver deporte, competición, esfuerzo y lucha por ser mejor que el de enfrente pero lo que me encontré fue otra cosa.

Me encontré con jugadores aprovechando cualquier mínimo contacto para tirarse y rodar por el césped como si los hubieran herido de gravedad. Me encontré con simulaciones de faltas y agresiones que provocaban  supuestas lesiones dolorosísimas. Me encontré con los españoles haciendo entradas sin sentido, fruto de su impotencia para ganar un partido ante un rival en teoría inferior. ¿Cuándo se darán cuenta de que lo único que consiguen con eso es provocar pérdidas de tiempo? Por cierto, a este tal Muniaín deberían escolarizarlo con carácter de urgencia, dicho sea de paso. Empujones, gritos, improperios de toda clase  para el árbitro, para la madre que lo parió y para demás familiares, cercanos y lejanos. De todo menos un partido de fútbol, de todo menos deporte. Mis nervios crispados, lo cual un domingo por la tarde-noche puede tener severas contraindicaciones. 

Y es que ya les digo que no veo encaje al fútbol, a este fútbol, ni en los Juegos Olímpicos ni en general en el deporte como tal. Si me apuran hasta me alegro de la eliminación de España. Por unos días dejaré de oír hablar de fútbol, que me tiene saturado con su violencia gratuita y tensión irracional. No sé ustedes pero yo no consigo echarlo de menos. Doce meses al año, veinticuatro horas al día, siete días a la semana fútbol, fútbol, fútbol... Van a conseguir desaficionarme sin remedio. Déjenme echarlo un poco de menos porque si no, como sucede con muchas otras cosas en la vida, empezaré a echarlo de más... 

¡Qué hartazgo, oigan!


10 comentarios:

  1. HOLA!!
    Soy Vince, y te escribo para invitarte a conocer mi nuevo blog de baloncesto BASKET VINCE. Seria buena idea si enlazaramos nuestros blogs para ganar lectores.
    http://basketvince.blogspot.com.es/
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vince! He incluido tu blog entre mis sitios de referencia.

      Gracias por la propuesta y espero que sigamos interactuando ;)

      Saludos.

      Eliminar
  2. Adoro las Olimpiadas, pero para mi significan estar enchufada a deportes que nunca imaginaría. Hoy he aprendido que es un Ippon y un Yuko, he visto la final de gimnasia masculina por equipos (my guilty pleasure), tenis, un par de partidos de ping-pong y hasta me sorprendido metiéndome las DOS regatas de 49er... (vela, WTF?). Pero no soy capaz de ver fútbol. No puedo, me supera. No tengo claro si es como dice Gómez-Noya, porque lo de que sea sub- parece que lo vicia, porque la idea de sacrificio de los olímpicos me choca con la actitud de los futbolístas... Ni idea. Pero vamos, donde haya una buena sesión de natación, que se quite cualquier partido de fútbol. De lejos!!!
    Así que por una vez, que no sirva de precedente, estoy totalmente de acuerdo!

    PS: Sólo hay una posibilidad de tragarme un partido olímpico de fútbol. Si Brasil llega a la final, ahí estaré como una loca animando a Marcelo. Aunque la hooligan se vista de seda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se aburre, señorita T?? Pensé que los únicos 49ers que usted conocía eran los de San Francisco, CA... ;)

      Bromas aparte, su opinión es la mía. Donde haya una buena sesión de natación, incluso de gimnasia deportiva, que se quite el balompié.

      Por cierto, alguien sabe de quien es familia el realizador de las pruebas de gimnasia deportiva de estos JJ.OO.?? Es para matarlo, lentamente, sin piedad y con mucho sufrimiento.

      Eliminar
  3. Como ya me conocen bien, del fútbol es algo de lo que me harté hace ya mucho años... No es deporte algo que requiera únicamente un par de horitas al día de entrenamiento. Yo entreno más.
    Qué asco de fútbol, además en España no hay fútbol, hay una competición que se le asemeja en la que participan una serie de equipos para que sólo dos se repartan todo lo demás: competiciones, premios, derechos de televisión,...fíjate si es sangrante el tema que ha puesto de acuerdo a Sevilla y Betis (pero este es otro tema).
    En mi caso al igual que Tamara aprovecho los JJOO para ver deporte que nunca echan por la televisión y que son infinitamente más interesante que el fútbol. Véase el Voley playa, un deporte en el que el bikini es obligatorio...me encanta, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es usted todo un ejemplo para su raza, como decía Woody Allen en Scoop. Viva el volley-playa! Y el bikini, por supuesto...

      Le invito a escribir de nuevo en este su foro sobre volley-playa o cualquier otra cosa que considere interesante de esos deportes que nunca echan por televisión...

      Eliminar
  4. A los realizadores de La 1 es para matarlos a todos, no sólo al de gimnasia. El otro día me quedé con las ganas de ver la cara de Phelps en las medallas del 4x100 despues de que le levantara el oro el francés (¿estará feo que Phelps me caiga tan mal?).
    Estimados Srs. ivapicmad y player, su interés por el volley-playa femenino es soprendente. Quizás quieran sumarse al movimiento que hay en alguna red social que propone la utilización de tangas en esta prueba por ser más aerodinámico. En el mejor interés del Olimpismo, por supuesto.
    Yo seguiré enchufada a la natación, con un poco de suerte no se ahoga ningún español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los realizadores no son guiris??? La1 tiene la realización de esta pantomima que son los JJOO??

      Indique usted esa web a la voz de ya! Por favor... ;)

      Eliminar
  5. Mi desconocimiento sobre la tele es total, igual no es al realizador al que querría ver sufrir... Es al desgraciado que elige que pinchar y me deja sin ver las entregas de medallas. Y sospecho que es local, no guiri!!

    ResponderEliminar
  6. Querido Player#10, queridos foreros: el volley-playa es un deporte brutal que exige una forma física de colosales dimensiones. No es nada sencillo ni correr ni saltar sobre suelo tan poco firme. De ahí los torneados cuerpos que lucen los/las participantes. Lo malo, como se vió ayer con la pareja española masculina, es que también los árbitros juegan su papel y se equivocan flagrantemente. Se comieron unos dobles como la copa de un pino. Estaba muy tranquilo últimamente, pero este robo manifiesto del partido contra los americanos, junto con el robo incuestionable en el waterpolo, hacen que tenga que volver a sacar al verdugo que llevo dentro. En fin, esperaremos al final de los juegos para repartir las correspondientes penas a estos sinvergüenzas. Abrazos.

    ResponderEliminar